Doña Emeteria Valencia Ibáñez, reconocida por la sociedad celayense por su labor altruista en beneficio de la niñez, fue recordada por el Gobierno Municipal, a través de un acto cívico y una guardia de honor, en el marco de su 128 Aniversario Luctuoso.

 

El alcalde Javier Mendoza Márquez encabezó este acto que se realizó en el Templo de la Tercera Orden, donde descansan los restos de la gran benefactora de Celaya.

Iniciando con los honores a la bandera, con la participación de la escolta del Instituto de Formación Policial y la banda de guerra de la Policía Municipal, se realizó el acto cívico y posteriormente se ofreció una semblanza de la vida y obra de Doña Emeteria Valencia, por parte del cronista municipal, Fernando Amate.

Destacó su labor altruista que trascendió a municipios como Salamanca, Juventino Rosas y Comonfort, así como en Celaya, donde fundó una escuela de artes y oficios para niñas y niños, varias escuelas de beneficencia, entre otras acciones.

En memoria de la ilustre guanajuatense, quien falleció en Celaya el 25 de octubre de 1893, el alcalde y los asistentes montaron una guardia de honor en el interior del templo, donde descansan sus restos.

En el acto cívico participaron el síndico Carlos Alberto Ruíz; las regidoras María Cristina Hermosillo, María Isabel Herrejón, María de San Juan Espinoza, Rosalinda Díaz y Blanca Elena González; la oficial mayor Eroka Samantha Cruz; el director de Desarrollo Económico, Eduardo Knapp; el director de Obras Públicas, Marco Antonio Hernández; el director de Desarrollo Urbano, Jorge Granados, así como la directora de la escuela primaria “Emeteria Valencia”, Adriana Sauza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *