Con el objetivo de resguardar la salud de los celayenses ante la contingencia sanitaria por el COVID-19, el Ayuntamiento aprobó el decreto que establece la obligatoriedad del uso de cubrebocas en vía pública y en espacios públicos, abiertos y cerrados, así como las adiciones al Bando de Policía y Buen Gobierno que establecen las sanciones para quienes lo incumplan.

Durante la Décima Sesión Extraordinaria de Ayuntamiento, las comisiones unidas de Salud y Asistencia Pública, y de Justicia, Gobierno y Reglamentos, representadas por los regidores Salud García y Ezequiel Mancera, presentaron las propuestas que fueron aprobadas por mayoría calificada.

El decreto establece como obligatorio usar cubrebocas en todos los espacios públicos del municipio, abiertos o cerrados, considerando que es un instrumento que contribuye a disminuir el riesgo de contagio. En el documento se establece que esta disposición es vigente durante el resto de la contingencia sanitaria y hasta que el semáforo sanitario marque color verde.

En el caso de la reforma al Bando de Policía y Buen Gobierno se adicionó en el artículo 67, de las infracciones de salud, como una falta administrativa el no portar cubrebocas en espacios públicos, misma que se sanciona con multa de cinco a 15 veces la unidad de medida (UMA), es decir de 434 a mil 300 pesos, o arresto que va desde una y hasta 24 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *